martes, 1 de junio de 2010

LA DIMENSIÓN NATURAL, CULTURAL Y SOCIAL DEL SER HUMANO

1. SOMOS NATURALEZA Y CULTURA

Según Kant, todas las cuestiones de la filosofía se reducían a una pregunta: ¿qué es el ser humano?.

Todas las religiones han elaborado mitos antropogénicos para explicar el origen del ser humano y su lugar en el cosmos. En todos ellos el ser humano surge de la intervención de una divinidad. Caídos del cielo o surgidos de la tierra, los primeros humanos aparecen con todas las características físicas y psicológicas que nos caracterizan actualmente. Adán y Eva apenas diferían de nosotros. En estos mitos no aparece la idea de evolución.



EL FIJISMO ARISTOTELICO
La teoría que domino el panorama filosófico durante mas de dos mil años fue el fijismo, y su impulsor, Aristóteles. Según éste, las especies no han sido creadas por nadie, sino que son eternas, fijas e inalterables. Los individuos nacen y mueren, pueden variar los unos respecto de los otros, pero la especie permanece inalterada. Aunque se trata de una explicación filosófica y no religiosa, el fijismo coincide con el creacionismo en la negación de toda evolución en la especie humana.
Fue necesario adaptar la teoría aristotélica a las exigencias de la Biblia sustituyendo la
eternidad de las especies por su creación por parte de Dios. Y cuando los descubrimientos de fósiles antiguos con formas muy diferentes de las existentes hicieron que se cuestionara los cimientos del fijismo, se introdujo la teoría de las catástrofes para explicar que cada vez que un cataclismo provocaba la extinción de miles de especies, la mano creadora de Dios volvía a actuar para hacer aparecer otras nuevas.

LA TEORIA DE LA EVOLUCIÓN
A principios del siglo XIX, la controversia entre creacionistas-fijistas y evolucionistas estaban muy vivas. Avances geológicos y de las diferentes ramas de la biología llevaron a acumular evidencias a favor de la evolución de las especies.

HOMINIZACION


Con este concepto se designa el proceso evolutivo que condujo desde los primates antropomorfos (con forma humana) a la aparición de los primeros seres humanos. A lo largo de ese proceso evolutivo fueron surgiendo modificaciones corporales y también alteraciones cerebrales que dieron lugar a la aparición de las capacidades intelectuales, que diferencian al ser humano del resto de especies animales: el lenguaje articulado, la conciencia y el pensamiento .
Fueron varios los factores que contribuyeron a ese proceso. No obstante, no existe acuerdo generalizado entre los científicos en cuál o cuáles fueron los cambios evolutivos más importantes a la hora de acelerar la aparición del ser humano. Por tanto, algunos científicos proponen considerar todas esas transformaciones como un conjunto cohesionado de hechos, cuya conjunción general produjo la aparición de la nueva especie. Las más importantes fueron las siguientes:
- La aparición de la postura erecta o bipedismo.
- La expansión del cerebro.
- La organización social.
- La aparición de la caza organizada en grupos de individuos.
- El auge de la comunicación simbólica entre los miembros del grupo.



HUMANIZACIÓN

Según algunos antropólogos, la humanización es el proceso evolutivo mediante el cual los primitivos seres humanos alcanzaron el pensamiento abstracto y la cultura. Se distingue de la hominización, en que este concepto se utiliza para significar los cambios evolutivos biológicos entre las especies de primates originarias y el surgimiento del ser humano a partir de transformaciones evolutivas.
La humanización y la hominización son dos procesos interdependiente que se influyen mutuamente. Sin hominización, no habría humanización posible. Sin humanización solo seriamos primates bípedos. Nos convertimos en humanos porque nuestra constitución biológica evoluciona hasta hacer posible un cerebro flexible capaz de pensar, hablar y planificar.



Biológicamente somos primates evolucionados con un gran parentesco con otros grandes simios actuales. Culturalmente nos encontramos muy lejos de todos ellos. Con la cultura la evolución experimenta una aceleración vertiginosa, pasa a depender de nuestras decisiones inteligentes y no del azar de la mutaciones genéticas.


LA CULTURA


La cultura es toda la información y habilidades que posee el ser humano. Etimológicamente equivale al cultivo de las facultades del individuo. Esta acepción aparece en la Ilustración y se conserva aún en el lenguaje cotidiano, cuando se considera "culta" a aquella persona que posee grandes conocimientos en las más variadas regiones del conocimiento. Este es un concepto elitista de cultura, se identifica con el saber académico que está vinculado al conocimiento de los clásicos y restringido a las clases privilegiadas.
En el siglo XIX surge el concepto antropológico de cultura, que tiene en cuenta más elementos. La cultura incluye las diversas técnicas, el conocimiento, las creencias y las instituciones sociales como la familia o el poder. La cultura abarca todo lo que aprendemos dentro de la sociedad. Toda persona tiene una cultura por el simple hecho de vivir en sociedad. No tiene sentido hablar de pueblos salvajes.
DIVERSIDAD DE CULTURAS
La cultura humana se caracteriza por una acentuada diversidad de lenguas, costumbres, creencias y formas de organización social. La cultura permite la adaptación a nuestro entorno. El clima, la economía, el contacto con otros pueblos y la evolución histórica condicionan a las diferentes culturas.

Agosto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada